Todo sobre las llagas en la lengua: cómo curarlas, por qué salen y cuándo preocuparte

Llagas o heridas en la lengua: causas y tratamiento

Las llagas en la lengua, también conocidas como úlceras bucales o aftas, son lesiones dolorosas que pueden aparecer en diferentes áreas de la boca, incluyendo la lengua.

Aunque suelen ser inofensivas y desaparecen por sí solas en poco tiempo, pueden causar molestias y dificultar actividades tan simples como comer o hablar.

En este artículo, te brindaremos toda la información que necesitas sobre las heridas en la lengua, desde sus causas y síntomas hasta los tratamientos disponibles, así como consejos para prevenirlas y cuándo buscar atención médica.

¿Qué son las llagas en la lengua?

Son lesiones abiertas y dolorosas que aparecen en la superficie de la lengua. Estas úlceras bucales pueden variar en tamaño y forma, y a menudo están rodeadas por un área roja e inflamada.

Pueden ser únicas o múltiples, y pueden durar desde unos pocos días hasta varias semanas antes de sanar por completo.

Además, como comentamos en otras ocasiones, también pueden aparecer llagas en la garganta, que tienen otras causas y tratamiento.

Causas comunes de las llagas en la lengua

Pueden tener diversas causas, y a menudo no es posible determinar la causa exacta. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Traumatismo: Morderse la lengua, morderse accidentalmente mientras se come o hablar demasiado rápido pueden causar lesiones en la lengua que se convierten en llagas.
Infecciones virales: Algunas de ellas, como el herpes simple, pueden causar la aparición de llagas en la lengua, que suelen ser recurrentes y bastante molestas.
Irritación: El consumo de alimentos y bebidas calientes, picantes o ácidas puede irritar la lengua y provocar la formación de llagas. Ejemplo de ello es cuando nos comemos la pizza recién salida del horno.
Deficiencias nutricionales: La falta de ciertos nutrientes, como hierro, zinc, vitamina B12 o ácido fólico, puede aumentar la probabilidad de desarrollar llagas en la lengua.
El estrés: Es conocido que es desencadenante de una gran variedad de problemas de salud, y uno de ellos puede ser la aparición de heridas en la lengua.

Síntomas y diagnóstico de las heridas en la lengua

Suelen ser dolorosas y pueden dificultar actividades como comer, beber o hablar. Otros síntomas comunes incluyen sensación de ardor o picazón en la lengua, inflamación alrededor de la llaga y dificultad para saborear los alimentos.

El diagnóstico generalmente se realiza mediante un examen visual realizado por un médico o dentista.

En algunos casos, puede ser necesario realizar pruebas adicionales, como una biopsia, para descartar otras condiciones más graves.

Tratamientos y remedios: cómo curarlas

En la mayoría de los casos, desaparecen por sí solas en una o dos semanas sin necesidad de tratamiento.

Sin embargo, existen varias opciones de tratamiento y remedios caseros que pueden ayudar a aliviar o curar los síntomas y acelerar el proceso de curación:

Enjuagues bucales caseros: Los enjuagues bucales con agua salada tibia pueden ayudar a aliviar el dolor y promover la curación de las llagas en la lengua.
Enjuagues bucales comerciales: También se pueden utilizar enjuagues bucales comerciales que contengan ingredientes como peróxido de hidrógeno o clorhexidina.
Analgésicos de venta libre: Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar el dolor asociado con éstas.
Remedios caseros: Aplicar una pasta de bicarbonato de sodio y agua sobre las pupas en la lengua puede ayudar a aliviar el dolor y acelerar la curación. También se pueden aplicar cubitos de hielo o compresas frías sobre la lengua para reducir la inflamación.
Evita alimentos ácidos o picantes: Este tipo de alimentos puede hacer que tus molestias se intensifiquen cuando la herida ya ha aparecido.
Llaga en la lengua sana y llaga en la lengua curada

Si las llagas en la lengua persisten durante más de dos semanas, son recurrentes o están asociadas con otros síntomas preocupantes, es importante buscar atención médica.

Un médico o dentista podrá evaluar la situación y determinar si es necesario realizar pruebas adicionales o prescribir medicamentos específicos para tratar esta afección.

Consejos para prevenir las llagas en la lengua

Si deseas prevenir la aparición, aquí te ofrecemos algunos consejos útiles para evitar que te vuelvan a aparecer:

Mantén una buena higiene bucal: Cepilla tus dientes después de cada comida y utiliza hilo dental o cepillos interdentales regularmente para prevenir la acumulación de bacterias en la boca.
Evita alimentos irritantes: Limita o evita el consumo de alimentos y bebidas calientes, picantes o ácidas que puedan irritar la lengua y provocar la formación de llagas.
Evita el estrés: El estrés puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar la probabilidad de desarrollar llagas en la lengua. Practica técnicas de relajación, como la meditación o el yoga, para reducir el estrés.
Mantén una dieta equilibrada: Asegúrate de obtener suficientes nutrientes en tu dieta, incluyendo hierro, zinc, vitamina B12 y ácido fólico.
Si llevas ortodoncia, sigue las instrucciones del ortodoncista: Es realmente importante para evitar la aparición de esta y otro tipo de afecciones que pueden ser realmente molestas.

Cuándo buscar atención médica

En la mayoría de los casos, desaparecen por sí solas en poco tiempo y no requieren atención médica. Sin embargo, es importante buscar atención médica si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

Llagas en la lengua que persisten durante más de dos semanas.
Llagas en la lengua recurrentes.
Dolor intenso o que dificulta la alimentación o el habla.
Llagas en la lengua acompañadas de otros síntomas preocupantes, como fiebre, pérdida de peso inexplicada o fatiga extrema.

Un médico o dentista podrá evaluar tus síntomas y determinar la causa subyacente, así como recomendar el tratamiento adecuado.

Conclusión

Como hemos comentado a lo largo del artículo, las llagas o heridas en la lengua son molestas, pero en la mayoría de casos se quedan en eso. Lo normal es que se curen solas en una o dos semanas, por lo que no deberás preocuparte.

Conocer las causas, síntomas y opciones de tratamiento puede ayudarte a manejar las llagas en la lengua de manera efectiva.

Recuerda mantener una buena higiene bucal, evitar alimentos irritantes y buscar atención médica si las llagas persisten o están acompañadas de otros síntomas preocupantes.

Con cuidado y atención adecuada, podrás aliviar el malestar y promover una pronta recuperación.

Preguntas frecuentes

¿Necesitas acudir al dentista en Alicante, España?

SOLICITA TU 1ª VISITA GRATIS Y PREGUNTA A NUESTROS ESPECIALISTAS

Responsable: JESAMA DENTAL S.L.
Finalidad: poder gestionar tu petición.
Legitimación: tu consentimiento expreso.
Destinatario: tus datos se guardarán en Webempresa, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.
Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en atencionpaciente@rideredental.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
Abrir WhatsApp
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Quieres pedir cita o realizar una consulta?