Encía Inflamada: Causas y Remedios

Encía Inflamada

Entendemos por encía inflamada cuando la encía tiene un grosor mayor de lo normal o cuando la notamos hinchada. Es algo muy común en cualquier tipo de persona.

Según datos de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) solamente alrededor de un 15% de los adultos entre 35 y 44 años tiene las encías sanas.

El resto pueden padecer alguna enfermedad periodontal como puede ser la gingivitis o la periodontitis y, además, muchas personas no son conscientes de que la padecen.

Por tanto, es primordial acudir cada cierto tiempo al dentista para que encontremos una pronta solución a este tipo de problemas.

Causas de la Encía Inflamada

Las causas de este problema dental son muy diversas y deberemos determinar con exactitud en nuestra Clínica Dental de Alicante cuál es el origen.

El por qué de tener la encía hinchada puede deberse a un problema temporal como alguna rozadura o algún problema con cierto alimento o, por otro lado, puede deberse a una enfermedad periodontal como la gingivitis o la periodontitis.

Estas enfermedades periodontales deben tratarse cuanto antes para que no desemboquen en un problema mayor como puede ser la acumulación de mucho sarro, que puede tener como consecuencia final la pérdida de piezas dentales.

Incluso en algunos casos, debido a un exceso de sarro, puede llegar a haber pus en las encías (conocido como absceso) causado por una infección bacteriana.

Si esto ocurre, lo primero que debes hacer es acudir a tu dentista para que pueda revisar tu salud bucal lo mejor posible.

Estas son algunas de las causas que originan unas encías inflamadas:

Mala higiene dental: Si no nos lavamos los dientes correctamente y no utilizamos el hilo dental ni el cepillo interdental, esto puede repercutir en una acumulación de sarro, causando una irritación de las encías.
Falta de nutrientes: Una mala alimentación o una alimentación no equilibrada puede llevar a que tengamos un déficit nutricional. La solución a esto es más sencilla: llevar una alimentación equilibrada.
Aparatos dentales fijos o removibles: Al llevar algunos aparatos dentales como, por ejemplo, los brackets, la higiene dental diaria es más difícil. Por ello, siempre debemos seguir las recomendaciones del ortodoncista y llevar una minuciosa higiene bucal.
Pasta de dientes o enjuague bucal: Cierto tipo de dentífricos y de enjuagues bucales de diversas marcas pueden tener reacciones diferentes en nuestra boca. Por ello, si has probado uno con el que notas cierta irritación, prueba otros productos o consulta con tu dentista cuál puede ser el adecuado para ti.
Medicamentos: Algunas veces puede suceder que, al consumir cierto medicamento, notes una inflamación de las encías. Si esto sucede, acude cuanto antes a tu médico o dentista.
Encía inflamada: causas

Síntomas de una Encía Inflamada

Para curar correctamente una encía hinchada o inflamada debemos indagar en cuáles son los síntomas de ésta.

Si detectas alguno de los siguientes síntomas que vamos a nombrar, te recomendamos acudir al Dentista para una revisión y para evitar un futuro dolor de encías o muelas.

Además del síntoma principal, que es que la encía esté hinchada, hay otros a los que debemos estar atentos como:

Encías muy sensibles y que sangran con facilidad.
Mal aliento y/o dolor de garganta.
Dolor o mucha sensibilidad al masticar.
Encías moradas.

No lo dejes pasar

Si notas que tienes tus encías inflamadas o cualquier tipo de molestia en éstas, ven a hacernos una primera visita gratuita para que podamos asesorarte adecuadamente. Visita nuestro apartado de contacto.

Remedios Caseros para la Encía Inflamada

Hay ciertas pautas o comportamientos que puedes seguir para no tener una encía inflamada, pero siempre que notes que está hinchada, debes pedir una primera cita con el periodoncista para que pueda evaluar tu caso.

Algunos pacientes nos preguntan: ¿qué es bueno para prevenir una encía inflamada? Te dejamos algunos consejos que puedes seguir en tu día a día:

Lavarte los dientes después de cada comida: No cuesta nada perder 2 minutos en tu cepillado después de cada comida y puede evitarte males mayores.
Utilizar cepillo interdental y seda dental: Es muy importante para eliminar correctamente el sarro, por eso incidimos mucho en ello.
Llevar una dieta equilibrada: Se puede comer de todo, pero en su justa medida. Una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras es lo más sano.
Beber mucha agua: Ayuda a deshacernos de los restos de alimentos y de algunas bacterias.
Reduce al mínimo el consumo de tabaco y de alcohol: Ambas cosas irritan las encías, por lo que recomendamos reducir su ingesta al mínimo.
Vigilar los efectos al utilizar tu pasta de dientes y/o tu enjuague bucal: Si notas cualquier molestia al utilizarlo, prueba con otros productos.
Visitar de manera regular al Dentista: Hacer una visita rutinaria cada 6 meses o 1 año es necesario para prevenir problemas mayores.

¿Notas tus encías inflamadas?

1ª VISITA GRATIS Y SIN COMPROMISO

Responsable: JESAMA DENTAL S.L.
Finalidad: poder gestionar tu petición.
Legitimación: tu consentimiento expreso.
Destinatario: tus datos se guardarán en Webempresa, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.
Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en atencionpaciente@rideredental.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
Abrir WhatsApp
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Quieres pedir cita o realizar una consulta?